3 razones para realizar mantenimientos preventivos a los servomotores

1 – Ahorrar tiempo

El hecho de tener que cambiar un motor a causa de una avería supone un gasto de tiempo inesperado.

No sólo se gasta tiempo del personal que tiene que realizar el cambio de motor y que no puede realizar las tareas que tenía programadas, si no que además la máquina va a tener que estar parada durante el tiempo que dure la reparación.

Si realizamos mantenimientos preventivos durante las paradas programadas evitaremos perdidas de producción.

2 – Ahorra dinero

El mantenimiento preventivo se contabiliza como un gasto, y es cierto que lo es, pero hay que tener en cuenta los beneficios económicos que se obtienen por el hecho de no tener una avería.

Aunque la empresa disponga de motores de recambio, parar una línea de producción puede suponer un coste más elevado que el coste de realizar un mantenimiento preventivo.

3 – Saber si los motores trabajan correctamente.

Durante el mantenimiento preventivo se detecta si alguna de las partes del motor está en mal estado debido a condiciones de trabajo inadecuadas. Esto permite que al volver a instalar el motor revisado éste trabaje en condiciones óptimas.

Esto también ayudará a evitar futuras averías.

¿Qué se le hace al motor durante el mantenimiento preventivo?

Durante el mantenimiento preventivo se controla el estado general del equipo, así como el de cada uno de sus componentes. Esto permite realizar la reparación o el cambio de las piezas que están desgastadas o en mal estado por las condiciones de trabajo del motor.

Se testean y comprueban los componentes mecánicos, electricos y electrónicos del motor para poder cambiar o reparar todo lo que no esté en perfectas condiciones.

El mantenimiento preventivo puede evitar:

  • Entrada de aceite / agua en el motor. A veces nos llegan motores inundados de aceite o agua debido a que retén se a resecado y agrietado, dejando de cumplir su función.
  • Con un mantenimiento adecuado, se detecta el mal estado del retén en sus fases inciales por lo que se puede cambiar y evitar que llegue a causar una avería.

Rotura de rodamientos. Los rodamientos són una de las piezas que necesitan mayor mantenimiento ya que sufren mucho desgaste con el funcionamiento del motor.

Al realizar un preventivo se substituyen los rodamientos, evitando así que se rompan por causa del desgaste. La rotura de un rodamiento puede provocar averías muy graves en el motor con costes de reparación muy elevados, como pueden ser averías en el bobinado o en el feedback.

Roturas de eje. En ocasiones el eje trabaja en posición forzada. Esto puede provocar que se tuerza e incluso llegue a romperse.

Averías  de freno. Si el mantenimiento no se realiza con regularidad, el freno de su servomotor puede bloquear y producir polvo metálico.

El freno de un servomotor puede volverse defectuoso después de un sobrecalentamiento. Esto aumentaría considerablemente el costo de reparación y mantenimiento de su servomotor.

Pérdida de frenado. El aceite se introduce en las partes mecánicas impidiendo su correcto funcionamiento. Esto provoca la pérdida de Nm del mismo freno, pudiendo ocasionar graves daños materiales.

Es importante realizar mantenimientos preventivos y sobre todo realizarlos en empresas que ofrezcan garantías de calidad de servicio, ya que no sólo es necesario contar con los equipos adecuados para realizar la revisión y verificación de los equipos sino que también es básico tener un profundo conocimiento del funcionamiento de las distintas marcas y modelos de motores existentes en el mercado.